Regional, Colaboradores

En Puebla nadie está seguro, ni personas ni animales ni plantas

76
shares
Foto: Franz Bledl Santisteban/Tierra Baldía

Puebla, Pue., México.- En redes sociales de Tierra Baldía nos compartieron el pasado martes 4 de abril, imágenes y la información que publicó el portal C3 Noticias y cito textual: “debido a los incendios forestales registrados en los últimos días, animales silvestres han decidido buscar refugio en las casas de este Pueblo Mágico -Zacatlán-.Un coyote hembra ingresó a un domicilio de la calle Iglesias en donde permanecerá hasta el día de mañana en que el personal de Profepa vaya por ella. Fundación patitas se mantiene al tanto de la situación”.


Un colega periodista me preguntó, por mi experiencia como periodista ambiental, lo que pensaba que pasaría con ese coyote, sin dudar le respondí que si Profepa era la instancia responsable, pues que pensara lo peor.


Ahora que me detengo a reflexionar en mi respuesta me doy cuenta de la total decepción que activistas y ciudadanía en general, no solamente yo, tenemos de la pésima actuación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y también de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tanto en Puebla como en el resto del país.


Ambas delegaciones deberían ser las que en primera instancia velaran por la protección de nuestro medio ambiente, de nuestros recursos, de nuestra riqueza biológica y cultural; sin embargo, las dos delegadas en Puebla francamente están de adorno y la verdad es que muy poco, por no decir que más bien nada han hecho a favor del ambiente.


Entre las pésimas actuaciones de Daniela Migoya Mastretta, hija de Verónica Mastretta quien forma parte de la muy cuestionada organización “Dale la cara al Atoyac”, de Semarnat, y de Profepa, Laura Zapata Martínez, por citar algunos ejemplos, están: la misteriosa “muerte y/o desaparición” de mil 200 animales del ex aviario; la disque remodelación de Flor del Bosque que abrió el área de conservación para que hoy se esté ya fraccionando para viviendas; la reciente “extraña” quema del Cerro del Zapotecas; el asesinato de más de cuatro mil encinos en la zona de La Calera para el camino a la Academia de Policía; minas que siguen trabajando sin permisos o irregulares como la mina Juvencia en Ahuazotepec, la minera canadiense Alamaden en la Sierra Norte; la construcción de un campo de golf en el Área Natural Protegida de la Sierra del Tentzo; y un muy largo etcétera.


Pero tampoco al gobierno de Puebla ni al Ayuntamiento interesa el medio ambiente


En el oficio de Puebla, publicado en la Gaceta Parlamentaria la semana pasada, se destaca que la principal acción para el cuidado de los animales en peligro de extinción son las acciones “para impulsar el desarrollo sustentable a través de la prevención y restauración del equilibrio ecológico y protección al ambiente” que se dan de manera permanente en las reservas estatales de la Sierra del Tentzo y el Cerro Zapotecas, y ambos sitios, como ya lo mencioné arriba, presentan actividades humanas que los están depredando.


Bien vale la pena recordar que Puebla es el único Estado que no tiene una Secretaría de Medio Ambiente, es decir, que ni siquiera se destinan recursos estatales para esta área. El hecho de que el gobierno de Rafael Moreno Valle desapareciera dicha institución subrayó su absoluto desinterés por el tema, pero en el presente gobierno, el de Antonio Gali Fayad, la situación es la misma. El actual gobernador, como todos los anteriores, volvió a prometer el saneamiento del río Atoyac, el viejo cuento que ya nadie se cree. Además lo único que ha hecho es reunirse con disque ambientalistas a quienes también ya muy pocos les creen.


En cuanto a la administración municipal de Puebla, existe una Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, pero qué podemos esperar de su titular, Gabriel Navarro Guerrero, quien por cierto regresó a la entidad con credenciales interesantes, que declaró respecto a la tala de cuatro mil encinos en la zona de La Calera en medios de comunicación, que eran sólo cuatro mil encinos ¡¿nada más?! Pero ¡qué cinismo!


Así las cosas en Puebla, la conservación del ambiente a ninguna autoridad, ni a las disque ambientales, le importa, pero para hacer negocios y obtener ganancias ahí sí todos más que puestos. (TB)


Lo más popular
Hermano de delegada de Semarnat realiza caza deportiva
Regional, Nacional, Conservación

Hermano de delegada de Semarnat realiza caza deportiva

Periodismo Ambiental en Mexico

274 shares

La convivencia humana, el delito y el medio ambiente
Regional, Nacional, Colaboradores

La convivencia humana, el delito y el medio ambiente

Periodismo Ambiental en Mexico

93 shares

AUDI controla parte de Flor del Bosque
Regional, Colaboradores, Conservación

AUDI controla parte de Flor del Bosque

Periodismo Ambiental en Mexico

119 shares

Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente
Regional, Nacional, Colaboradores, Participación ciudadana

Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente

Periodismo Ambiental en Mexico

189 shares

Tribunal ordena se restituya el manglar en Tajamar
Nacional, Internacional, Conservación, Participación ciudadana

Tribunal ordena se restituya el manglar en Tajamar

Periodismo Ambiental en Mexico

66 shares

Limpiar lirios de presa de Valsequillo costaría 60 mdp: Conagua
Regional, Agua, Colaboradores, Residuos

Limpiar lirios de presa de Valsequillo costaría 60 mdp: Conagua

Periodismo Ambiental en Mexico

74 shares