Regional, Nacional, Colaboradores

La convivencia humana, el delito y el medio ambiente

93
shares
Foto: Franz Bledl Santisteban/Tierra Baldía
Por: Merced Sánchez

Puebla, México.- Los delitos contra la naturaleza encabezan la lista de la delincuencia en nuestro país; sin embargo, no sólo estos delitos son parte del impacto ambiental existente, sino aquellos que con sus prácticas cotidianas afectan la armonía, seguridad y riqueza de una población.


Tal es el caso de las tierras que son explotadas para el cultivo de la materia prima de narcotráfico o las devastaciones constantes que existen por la explotación de minas, ríos, vegetación, especies y ahora con la extracción ilícita de hidrocarburo que compromete la fertilidad del suelo hasta por 15 años, suelo que no podrá ser utilizado para cultivo, vivienda o cualquier tipo de trabajo y uso común, esto perjudica la economía de los pobladores, la percepción de seguridad y obviamente el tejido social, por esa razón muchos habitantes recurren a emigrar a otro lugares para buscar la seguridad que ya no tienen y si hablamos de los riesgos que implica la migración, entonces ya hablamos de factores de riesgo que fueron producidos por la devastación ecológica y así, con un efecto dominó han desaparecido poblaciones seguras.


La indiferencia aumenta la delincuencia


Para que pueda cometerse un delito necesitamos una ley, un infractor, un objetivo y un lugar, ahora bien ¿cómo interactúa el espacio con estos elementos para que pueda cometerse un delito? En principio saber si es un lugar urbano, rural o virtual, después es importante identificar los sentimientos de la responsabilidad colectiva (lo que los pobladores perciben ante la situación) ya que entre más espectadores conscientes del problema existan, menor será la respuesta del delito, ahora sabemos que “la indiferencia aumenta la delincuencia”.


Sabías que… ¿un entorno rural mantiene de manera natural los lineamientos de higiene ambiental por parte de los habitantes? A diferencia de las zonas urbanas que generan más basura tóxica que beneficios ambientales.


Ahora ¿cuáles son las principales consecuencias de la contaminación ambiental?


1. El miedo al otro, la desconfianza entre los seres humanos, nadie muestra su verdadera identidad y comenzamos a utilizar máscaras para protegernos, nuestra convivencia se torna indiferente con el otro y con nuestro entorno (esta es la razón principal de la xenofobia) por lo que afecta nuestra comunicación de voz en voz y por consiguiente los medios de comunicación nos informan sólo lo que tienen permitido.


2. Hacinamiento urbano, el aumento de nacimientos demanda más territorio para construir viviendas y espacios públicos sin realizar un adecuado estudio de impacto ambiental antes de ejecutar cualquier proyecto en el que se comprometa el uso del suelo; por otro lado, si hay más seres humanos necesitamos más alimento y recursos naturales para sobrevivir, esta situación suma más explotación ambiental y conflictos de intereses entre los individuos.


Resulta que hoy es más importante generar ingresos económicos que cuidar el medio ambiente


3. Urbanismo y la enfermedad mental, las zonas urbanas son colmenas de contaminación visual y auditiva, este sistema de comunicación desorganizada ha permitido que los niveles de estrés, ansiedad, nula privacidad y comunicación y además de las exigencias sociales intervengan en el desarrollo mental del ser humano. Actualmente estas exigencias rebasan las necesidades naturales del humano, tan es así que ahora es más importante desvelarse para cumplir con ciertas obligaciones que dormir para cuidar a nuestro cuerpo y tener salud mental al despertar, entonces la lógica nos dice, que es más importante generar ingresos económicos que cuidar el medio ambiente.


La falta de espacios públicos genera una red social casi invisible y esto aumenta los niveles de delincuencia. Si prestamos atención el delito no sólo se presenta cuando la conducta del humano ha rebasado los límites sociales, sino que cada circunstancia a nuestro alrededor puede fomentar la aparición de las conductas delictivas en nuestro ambiente, es necesario que la educación ambiental se desarrolle desde nuestra casa, ya que como podrás ver, no sólo depende de las áreas verdes o recursos ecológicos, sino de la correcta distribución de los mismos para el beneficio de todos y de la tierra misma.


Ahora sabemos que la conducta humana se relaciona con las características físicas del medio. La luna, el mar, las flores, los árboles, la tierra misma y sus infinitas especies tranquilizan de mil maneras la mente humana; el tráfico, el calor, el ruido, los cambios climáticos, la falta de convivencia, la desconfianza, los desastres naturales, más carreteras y menos áreas verdes generan simplemente la falta de comunicación entre los seres vivos, entonces ¿cómo vamos a cuidarnos? La respuesta es sencilla, no seas parte de la indiferencia humana. (TB)


Lo más popular
Mentadas, malas vibras y maldiciones para RUTA en boulevard Valsequillo
Regional, Colaboradores, Participación ciudadana

Mentadas, malas vibras y maldiciones para RUTA en boulevard Valsequillo

Periodismo Ambiental en Mexico

60 shares

Por cada árbol talado sólo reponen cuatro
Regional, Colaboradores, Conservación

Por cada árbol talado sólo reponen cuatro

Periodismo Ambiental en Mexico

50 shares

Guerra declarada contra la naturaleza por intereses políticos y económicos
Regional, Colaboradores, Conservación, Participación ciudadana

Guerra declarada contra la naturaleza por intereses políticos y económicos

Periodismo Ambiental en Mexico

97 shares

Diálogos con Leonardo Boff: cordialidad con la Tierra, con el otro, con uno mismo
Regional, Nacional, Conservación, Participación ciudadana

Diálogos con Leonardo Boff: cordialidad con la Tierra, con el otro, con uno mismo

Periodismo Ambiental en Mexico

114 shares

Al día son talados seis árboles en Puebla
Regional, Colaboradores

Al día son talados seis árboles en Puebla

Periodismo Ambiental en Mexico

87 shares