Regional, Nacional, Agua, Colaboradores, Conservación

Gobiernos panistas caracterizados por su desprecio a la vida

52
shares
Foto: Especial

Puebla, México.- El día de ayer el Instituto Electoral del Estado de Puebla (IEE) emitió una resolución a favor de Martha Erika Alonso, candidata a la gubernatura por la coalición Por Puebla al Frente, que señala que a la candidata no se le puede mencionar como esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, por un tema de violencia de género. Claramente lo que la señora hoy no quiere es que la relacionen con su marido por el hartazgo real que hay Puebla hacia el morenovallismo, de ninguna manera se trata de un tema de misoginia, esto es vergüenza y conveniencia.


Para miles de personas en Puebla, la candidatura de Alonso es una imposición de su esposo, Moreno Valle, para conservar el poder. En redes sociales la gente utiliza la frase de “sufragio efectivo no reelección”; incluso hay un movimiento ciudadano y con políticos de diferentes partidos, hasta del PAN, que llaman a la no reelección en Puebla.


Es obvio que para su campaña política, a Martha Erika le resulta ya muy incómodo que la relacionen con su esposo, un ex gobernador que realmente transformó a Puebla en un estado inseguro, distinguido a nivel nacional por sus feminicidios, por el huachicol, por desapariciones y asesinatos, por sus obras de relumbrón, pero también por su desatención y desprecio al medio ambiente.


Vayamos por partes. A los mexicanos en general todo se nos olvida muy rápido, pero hoy no debemos dejar pasar por alto lo que la administración morenovallista y su continuación con Antonio Gali Fayad dejaron al medio ambiente de Puebla.


Hagamos un recuento de los daños.


La desaparición del ex aviario, el que fue nombrado como el mejor de Latinoamérica, y con éste la desaparición y/o robo de mil 200 animales, entre ellos especies protegidas bajo la NOM-059 como guacamayas verdes y una roja, las tres especies de tucanes, una mono araña, búhos reales, halcones cola roja y Harris, entre otros. Además la persecución y pretendida criminalización de uno de los más importantes y destacados conservacionistas y ambientalistas de Puebla, Martín Camacho Morales, quien por 23 años dirigió el Aviario sin apoyo de algún gobierno.


La desaparición de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SMRN) a finales de 2012 a propuesta del entonces gobernador Rafael Moreno Valle, esposo de la candidata Martha Erika Alonso, el Congreso del Estado aprobó la fusión de las secretarías de Desarrollo Rural y la de Sustentabilidad Ambiental y Ordenamiento Territorial. El ex gobernador redujo la importancia del medio ambiente a un mero escritorio de trámites.


A la vez también desintegró al Consejo Estatal de Ecología, órgano ciudadano de consulta que se integraba por académicos, ambientalistas, activistas, miembros de organizaciones no gubernamentales, empresarios, entre otros. Así Moreno Valle canceló de tajo la participación ciudadana, nunca se interesó en escuchar las demandas ambientales de la sociedad.


Cuando era candidato, Moreno Valle firmó como compromiso de campaña el saneamiento del río Atoyac, acción que nunca cumplió.


La depredación de Flor del Bosque al cambiarlo de un área de conservación a un ramplón parque de diversiones. Además desapareció La Casa de la Tierra junto con toda la tecnología y aparatos que había donado la NASA. Y por si fuera poco, encarceló al ambientalista Francisco Castillo Montemayor, quien fuera el único secretario de medio ambiente que ha tenido Puebla y la única persona, así como su gestión, rescatable del gobierno del nefasto priista Mario Marín Torres.


Rafael Moreno Valle abandonó los viveros forestales, los centros de transferencia de residuos así como los rellenos sanitarios intermunicipales. Abrió, junto con Semarnat, la Sierra Norte de Puebla a los proyectos de muerte de minería a cielo abierto y fracking; además siguieron con la deforestación de La Calera. Durante su administración se construyeron las ciclovías más caras e inservibles de todo México a costa de miles de árboles urbanos. También privatizó el servicio de agua potable.


Por su parte, Gali Fayad, quien representó la primera reelección de Moreno Valle, se ha distinguido también por su desprecio a la vida al sacrificar áreas verdes y parques urbanos, como el cerro de Amalucan, en donde han derribado varios cientos de árboles para sustituirlos por planchas de cemento.


Pero sin duda alguna lo más grave ha sido la continuidad en feminicidios, levantones y homicidios. En Tierra Baldía nos tocó vivir el asesinato de nuestro querido colaborador Erik Bolio, un joven maravilloso, alegre, lleno de entusiasmo, quien perdió la vida en un asalto al transporte público. Crimen que sigue impune pues precisamente hoy, una vez más, detuvieron al mal nacido de su asesino ¡sí, me entendieron! Ya lo habían capturado y lo liberaron.


Las dos administraciones panistas hicieron del transporte público un gran negocio y ambos, ex gobernador y gobernador, se encapricharon en meter las Líneas 1, 2 y 3 del RUTA. Las dos primeras, ya en funcionamiento, de ninguna manera han logrado resolver el tema del transporte público, los camiones son ineficientes, sucios, inseguros y caros para la mayoría de las personas; además dejaron sin trabajo a cientos de personas que atendían a los antiguos vehículos.


La construcción de las tres líneas ha representado el sacrificio de varios cientos de árboles. En concreto la Línea 3, todavía en construcción, tiene previsto derribar 376 árboles en el bulevar Valsequillo, muchos de los que ya han sido talados; y alrededor de 500 a lo largo del bulevar 5 de mayo, que también ya varios han sido cortados. A pesar del enojo, la rabia y de las mentadas de la ciudadanía, muchas expresadas en redes sociales, por la tala de árboles de más de 40 años, la administración de Antonio Gali sigue adelante con su depredación.


Luego de este breve repaso de los depredadores gobiernos panistas, nos es muy claro por qué la señora Martha Erika Alonso de ninguna manera quiere ser relacionado con estos dos personajes, el enorme problema es que Rafael Moreno Valle sigue siendo su marido.


Una situación muy incómoda para la candidata Alonso quien ahora pide a gritos que no se le llame “de Moreno Valle” apellido que siempre utilizó con singular alegría mientras los vientos eran favorables para su causa. Hoy ella pretende engañar alegando que se trata de violencia de género, lo que es absolutamente falso, más bien no le conviene y le avergüenza su esposo, bueno y la verdad es que a cualquiera. (TB)


Lo más popular
Las flechas del racismo en el corazón de México
Regional, Nacional, Internacional, Colaboradores

Las flechas del racismo en el corazón de México

Periodismo Ambiental en Mexico

111 shares

Ambiental y socialmente terrible la reelección de Moreno Valle
Regional, Nacional, Agua, Colaboradores, Participación ciudadana

Ambiental y socialmente terrible la reelección de Moreno Valle

Periodismo Ambiental en Mexico

56 shares

Beneficios de plantar un árbol
Regional, Nacional, Internacional, Colaboradores, Conservación

Beneficios de plantar un árbol

Periodismo Ambiental en Mexico

121 shares

Industria de aceite de palma: una de las mayores responsables de deforestación masiva del planeta
Regional, Nacional, Internacional

Industria de aceite de palma: una de las mayores responsables de deforestación masiva del planeta

Periodismo Ambiental en Mexico

53 shares

Manifiesto Ambiental Ciudadano para Puebla
Regional, Agua, Animales de compañía, Conservación, Participación ciudadana

Manifiesto Ambiental Ciudadano para Puebla

Periodismo Ambiental en Mexico

71 shares