Tecnologías Sustentables

Público vs privado y los ecosistemas

0
shares
Por: Jorge Salcedo

Opinión de Jorge Salcedo*


 


En esta ocasión me gustaría hablar sobre un aspecto obvio, pero importante para considerar en la relación sociedad con la naturaleza: los límites sociales. Como seres humanos que vivimos en sociedades estamos muy acostumbrados a las fronteras. Marcamos “nuestros” territorios por medio de la propiedad privada (casas, empresas, etcétera) o pública (países, estados, ciudades e incluso en algunos países sólo es propiedad pública) justificándolo por el bienestar de una población a grandes rasgos. Independientemente de que si estamos de acuerdo o no de las razones o explicaciones que nos han llevado a este tipo de organización, debemos de entender que al considerar sociedades con un manejo adecuado de sus recursos naturales, lo que normalmente se conoce como sustentabilidad, dicha clasificación privada y pública se queda corta, por la razón de que la naturaleza no funciona de esa manera.


Países como Canada, Noruega, Suiza, es decir, la mayoría del primer mundo, son considerados amigables con el medio ambiente por sus políticas públicas y privadas que convierten a sus territorios y ciudadanos en ejemplos de desarrollo. Sin embargo, cuando uno analiza el desempeño de dichos países fuera de su territorio, que al final de cuentas es un desempeño que ayuda al estilo de vida que tienen en sus países, uno se puede dar cuenta que no son tan ejemplares, ni limpios como suelen decir. Lo mismo pasa con los países “sucios”, su territorio estará muy contaminado, pero fuera de su país casi no contaminan (e incluso por lo general, son contaminados por los limpios). La razón es muy simple, en un sistema sustentable se tiene que considerar la forma en que los ecosistemas funcionan para retroalimentarse entre sí, y ahí está un reto de todos. Sin ponernos a discutir la relación entre sucios y limpios, lo importante es considerar que cuando contamino un río, no importa que su cauce termine en otro límite político porque la contaminación no reconoce esos límites impuestos en sociedad, sólo los impuestos por la naturaleza.


Cuando uno empieza a ver que la conexión se da a través del viento, los rayos del sol y agua por ejemplo, uno empieza a cambiar su entorno también, y no necesariamente modificar los límites públicos y privados sociales, aunque sería bueno debatir hasta donde la sustentabilidad lograría modificaciones así. Mientras tanto, es buen saber que en el Archipiélago de Revillagigedo en México, hay proyectos para reincorporar a la Paloma de Socorro a su hábitat natural, después de que fue depredada por especies invasoras como borregos que fueron introducidos por el ser humano al ignorar que en el medio ambiente se tienen que respetar los límites impuestos por los ecosistemas y no por las sociedades humanas.


De igual manera es importante aplicar al desarrollo social como los ecosistemas se retroalimentan entre sí para no cometer errores como el de los combustibles fósiles para arrancarlos de un lugar y quemarlos a miles de kilómetros de distancia, dejando una estela de desperdicio. De ahí la urgencia e importancia de introducir seriamente las energías renovables, aunque en un principio al amado “mercado” no le guste mucho. Fue muy decepcionante ver como el debate de la última reforma energética en México se concentró en pública vs privado, en lugar de considerar la función de los ecosistemas para la introducción de energías renovables de una manera eficaz a corto, mediano y largo plazo. En Uruguay, la legislación obliga la introducción de energías renovables a corto y mediano plazo; en Noruega donde los coches eléctricos Tesla no pagan impuestos y se recargan a través de estaciones que funcionan con energía solar; o qué tal en Bolivia, donde la naturaleza tiene derechos legales, así es, cualquier boliviano puede demandar a alguien en el nombre de la naturaleza al ser contaminada (los links al final de la columna).


Considero que todos estamos conscientes de que para lograr sociedades sustentables, tenemos que ir más allá de lo público y lo privado, pero de ahí se puede tener un gran debate de ¿qué tanto esta organización nueva basada en considerar a los ecosistemas y sus límites, cambiarían nuestros sistemas sociales? Sería bueno hablar al respecto, lo que considero que es un hecho es que: no tenemos otra opción. (TB)


Uruguay: http://www.parlamento.gub.uy/leyes/AccesoTextoLey.asp?Ley=18597&Anchor=


Noruega: http://insideevs.com/tax-exemptions-in-norway-cut-tesla-model-s-price-in-half/


Bolivia: http://www.canalazul24.com/?p=14458


 


 


*Contacto: jorge.salcedo@sociedadynaturaleza.com


Lo más popular
Guerra declarada contra la naturaleza por intereses políticos y económicos
Regional, Colaboradores, Conservación, Participación ciudadana

Guerra declarada contra la naturaleza por intereses políticos y económicos

Periodismo Ambiental en Mexico

96 shares

Al día son talados seis árboles en Puebla
Regional, Colaboradores

Al día son talados seis árboles en Puebla

Periodismo Ambiental en Mexico

87 shares

Hermano de delegada de Semarnat realiza caza deportiva
Regional, Nacional, Conservación

Hermano de delegada de Semarnat realiza caza deportiva

Periodismo Ambiental en Mexico

332 shares

La convivencia humana, el delito y el medio ambiente
Regional, Nacional, Colaboradores

La convivencia humana, el delito y el medio ambiente

Periodismo Ambiental en Mexico

93 shares

AUDI controla parte de Flor del Bosque
Regional, Colaboradores, Conservación

AUDI controla parte de Flor del Bosque

Periodismo Ambiental en Mexico

121 shares

Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente
Regional, Nacional, Colaboradores, Participación ciudadana

Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente

Periodismo Ambiental en Mexico

189 shares