Colaboradores

Crecimiento y/o sustentabilidad ¿Compatibles?

0
shares
Por: Jorge Salcedo

“¿Cómo se puede comprar o vender el firmamento, ni aún el calor de la tierra? Dicha idea nos es desconocida. Si no somos dueños de la frescura del aire ni del fulgor de las aguas, ¿cómo podrán ustedes comprarlos?”: Jefe Seattle, 1854


 


El otro día me encontré con un artículo de The Guardian Sustainable Business que por razones obvias de derechos de autor no puedo poner aquí en traducción, pero sí mencionar. El título era “Enfrentémoslo: Tenemos que decidir entre nuestra economía y el futuro”, el artículo me trajo a la mente el gran debate entre la relación economía y sustentabilidad.


Aparentemente y por fortuna, se puede decir que ya existe un consenso casi mundial sobre el hecho de que nuestro paradigma basado en el crecimiento económico nos ha llevado a un deterioro natural del planeta. Pero en lo que no hay consenso y presiento que ahí está el debate es en dos posturas: 1) la sustentabilidad y el crecimiento económico no son compatibles; 2) puede haber crecimiento económico y sustentabilidad. Ambas posturas tienen sus razones y propuestas con el fin de no bajar la calidad de vida de las personas. Es un tema extremadamente amplio, pero ahí va una pequeña reseña.


La primera postura es obvia porque cuando uno analiza el costo ambiental histórico de los países ricos, existe una gran relación directa entre crecimiento económico y deterioro ambiental, la diferencia radica que “su” deterioro ambiental no es en su país sino a kilómetros de distancia. Esto tiene mucha relación y se entiende en libros como el llamado “El origen del capitalismo”, por Ellen Meiksins. Entre varios datos, uno puede ver como una de las ideas básicas del capitalismo es el intercambio de recursos naturales para aumentar el flujo monetario de las personas, lo que se conoce como crecimiento económico para generar bienestar en la nación. En pocas palabras, con el fin de tener más dinero, necesito talar más árboles, por supuesto, con la ayuda crediticia de los bancos. De ahí se puede entender la práctica primermundista de extraer los recursos naturales de otros países hacia los suyos, haciendo caso omiso de los daños naturales que no son incluidos en la lógica capitalista monetaria en donde sólo cuenta medir la conducta del dinero, logrando que para el común de los mortales, economía y dinero sean sinónimos. Incluso el artículo que mencioné al principio argumenta a favor de esta postura, llamando a la corriente del decrecimiento económico.


La segunda postura de la actualidad, empieza a forjarse en los ochentas del siglo pasado y acepta la relación pasada, pero niega el hecho de que la única manera de generar riqueza económica sea contaminando el patio del vecino o en otra parte. Como ejemplo podemos ver políticas públicas y empresas que están creciendo en todo el mundo bajo la bandera de “negocios = sustentabilidad”, y ¡vaya que están haciendo dinero! El problema de esta postura es que a largo plazo sí puede afectar la lógica económica de consumo excesivo para perpetuar los productos y servicios que mantienen la tan amada flecha del crecimiento. Por ejemplo, actualmente es negocio los paneles solares; sin embargo, una vez comprado dichos productos, por sus características ecológicas, le quitan al consumidor la necesidad de volver a adquirir el producto a corto y mediano plazo, lo que quiebra la lógica capitalista empresarial y social.


Es un tema muy complejo, pero recordemos que cuando uno menciona sistema económico, no sólo me refiero al destructivo pero generoso sistema capitalista, sino también a su contraparte de la moneda: el comunismo. Ambos sistemas son visiones de cómo manejar los recursos de un país, sin preocuparse de sus daños colaterales, pero ninguno se plantea el manejo de un sistema apropiado de los recursos naturales a nivel global. Lo que sí considero que es un hecho, que la sustentabilidad nos obliga a medir el manejo de los recursos de todo el planeta y no por países como tradicionalmente se ha logrado, y eso nos lleva a un sistema económico con características que actualmente no hemos visto y estamos forjando. (TB)


 


Contacto: jorge.salcedo@sociedadynaturaleza.com


Lo más popular
Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente
Regional, Nacional, Colaboradores, Participación ciudadana

Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente

Periodismo Ambiental en Mexico

177 shares

Tribunal ordena se restituya el manglar en Tajamar
Nacional, Internacional, Conservación, Participación ciudadana

Tribunal ordena se restituya el manglar en Tajamar

Periodismo Ambiental en Mexico

66 shares

Limpiar lirios de presa de Valsequillo costaría 60 mdp: Conagua
Regional, Agua, Colaboradores, Residuos

Limpiar lirios de presa de Valsequillo costaría 60 mdp: Conagua

Periodismo Ambiental en Mexico

74 shares

Agua, reforestación y Ciudad Modelo, pobres planes ambientales de Gali
Regional, Agua, Colaboradores

Agua, reforestación y Ciudad Modelo, pobres planes ambientales de Gali

Periodismo Ambiental en Mexico

61 shares

Sumarse a la Hora del Planeta, ÚNICA acción ambiental desde el Legislativo poblano
Regional, Colaboradores, Tecnologías Sustentables

Sumarse a la Hora del Planeta, ÚNICA acción ambiental desde el Legislativo poblano

Periodismo Ambiental en Mexico

58 shares

Puebla, ejemplo de privatización del espacio público en manos del Estado
Regional, Nacional, Participación ciudadana

Puebla, ejemplo de privatización del espacio público en manos del Estado

Periodismo Ambiental en Mexico

395 shares