Nacional, Colaboradores

Muertas más de mil aves del ex Aviario de Puebla

1
shares
Por: Tierra Baldía

Tucán real, guacamaya roja y búho real murieron en manos de supuestos “expertos”; especies protegidas desaparecieron o fueron robadas


Puebla, Pue.- El ex Aviario de Puebla, aquella que fuera “la esfera de los cantos y de la vida”, es hoy un sitio abandonado en donde más de mil 200 aves fueron asesinadas, desaparecidas o robadas. “Acabaron con la vida de las aves que estaban en el Aviario, acabaron con un proyecto ambientalista”, señaló el ornitólogo Martín Camacho Morales, quien dirigiera aquel santuario por más de 23 años.


Ambientalistas de Puebla exigen que los asesinos de todos esos seres vivos que en el ex Aviario de Puebla habían encontrado un refugio, asuman su responsabilidad ¿Los culpables? En primer lugar la ex delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Alma Lucía Arzaluz Alonso, porque ella fue quien autorizó la captura y traslado de las aves, de la iguana verde, de la iguana negra, y de la mona araña, Frida, del ex Aviario del Parque Ecológico al Parque Estatal Flor del Bosque; los “expertos” de Parques y Convenciones del gobierno del Estado; y “especialistas” de Africam Safari que fueron quienes dieron el método de captura y traslado de los animales.


Los supuestos especialistas que entraron al ex Aviario para hacerse cargo de las aves y demás animales que vivían ahí y que se encontraban en perfecto estado, decidieron bajar a pedradas a muchas aves que asustadas huyeron a lo más alto de la media esfera. Un Tucán real, especie catalogada en peligro de extinción en la NOM-059 y prioritaria para su conservación en México y en Puebla, fue atrapada y para defenderse sujetó con su pico al “experto” quien apretó entre sus manos a la ave hasta reventarla y así causarle la muerte. Una Guacamaya roja, también especie catalogada en peligro de extinción en la NOM-059 y prioritaria para su conservación en nuestro país, fue igualmente capturada por un disque especialista que le quebró una de sus alas debido al pésimo manejo que recibió y también murió en el acto.


En tétricas maniobras como las narradas anteriormente, cerca de 30 animales murieron antes de ser sacados del sitio que fuera su hogar por más de 23 años. De las más de mil 200 aves que el equipo de expertos del ornitólogo Camacho Morales, dejaron con vida en el ex Aviario, hoy no sobreviven más de 40 en las abandonadas instalaciones del Parque Estatal Flor del Bosque.


En perfectas condiciones, Martín Camacho y su equipo dejaron en el Aviario a nueve tucanes reales, tres tucanes pico de canoa, un tucán aracari o torcuatus, 25 loros cara amarilla o cotorra cucha, una guacamaya roja y cinco guacamayas verdes, 15 pericos de cabeza roja, 18 pericos catita o pecho sucio, más de 40 cotorras quila, entre otras. De todas estas aves enlistadas como especies en peligro de extinción hoy se desconoce su paradero, excepto de dos tucanes reales y la Guacamaya roja que murieron por malos manejos y nulos cuidados. Además, la iguana verde, especie protegida, ya se les murió también; y de la iguana negra, especie amenazada, nunca se supo su situación, al parecer simplemente la dejaron abandonada en el ex Aviario para que muriera de hambre.


Más de 33 organizaciones de la sociedad civil de todo México entregaron en marzo pasado al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de nuestro país, Juan José Guerra Abud, un documento en el que solicitan su intervención directa para saber, entre muchas otras interrogantes, en dónde quedaron todos estos seres vivos. Representantes de estas ONG’s exigen saber ¿en dónde están?, ¿qué hicieron con ellas?, ¿las robaron?... En dicho documento ambientalistas del país señalan “en el Aviario estaban vivas y las queremos vivas”.


Al día de hoy, después de tres meses, no existe alguna respuesta del titular del medio ambiente de México, de Guerra Abud, lo que a todas luces deja ver su nulo interés por la conservación y cuidado de la vida silvestre, tema que debiera ser su prioridad.


Del mismo modo, la delegada en Puebla de la Semarnat, Daniela Migoya Mastretta, se ha mantenido literalmente al margen del ecocidio realizado en el ex Aviario, a pesar de estar perfectamente al tanto de la situación de los más de mil animales que ahí habitaban ya que lo del ex Aviario ha sido tema recurrente en el Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable de la Semarnat. Así ha quedado más que demostrada la pésima no actuación de la delegada. (TB)


 


Para permanecer en contacto: carmen.tajonar@tierrabaldia.com.mx/ptajonar@hotmail.com


Lo más popular
Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente
Regional, Nacional, Colaboradores, Participación ciudadana

Criminología ambiental: la conducta humana y el medio ambiente

Periodismo Ambiental en Mexico

177 shares

Tribunal ordena se restituya el manglar en Tajamar
Nacional, Internacional, Conservación, Participación ciudadana

Tribunal ordena se restituya el manglar en Tajamar

Periodismo Ambiental en Mexico

66 shares

Limpiar lirios de presa de Valsequillo costaría 60 mdp: Conagua
Regional, Agua, Colaboradores, Residuos

Limpiar lirios de presa de Valsequillo costaría 60 mdp: Conagua

Periodismo Ambiental en Mexico

74 shares

Agua, reforestación y Ciudad Modelo, pobres planes ambientales de Gali
Regional, Agua, Colaboradores

Agua, reforestación y Ciudad Modelo, pobres planes ambientales de Gali

Periodismo Ambiental en Mexico

61 shares

Sumarse a la Hora del Planeta, ÚNICA acción ambiental desde el Legislativo poblano
Regional, Colaboradores, Tecnologías Sustentables

Sumarse a la Hora del Planeta, ÚNICA acción ambiental desde el Legislativo poblano

Periodismo Ambiental en Mexico

58 shares

Puebla, ejemplo de privatización del espacio público en manos del Estado
Regional, Nacional, Participación ciudadana

Puebla, ejemplo de privatización del espacio público en manos del Estado

Periodismo Ambiental en Mexico

395 shares