Colaboradores

El llamado impuesto verde

0
shares
Por: Rafael Rodríguez

Llegó 2014, esperemos que sea un buen año para el medio ambiente, al menos fiscalmente hablando inició con el llamado impuesto verde que trata de incentivar la reducción de combustibles fósiles.


A partir del primero de enero entraron en vigor las modificaciones a la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, mejor conocida como IEPS, en ella los diputados y senadores le imponen una carga fiscal a los llamados combustibles fósiles, siendo éstos, según la propia Ley: el gas natural, propano, butano, gasolina, gas avión, turbosina, diesel, combustóleo, coque de petróleo y de carbón, carbón mineral, y en general cualquiera que sea derivado del petróleo, carbón mineral o gas natural.


La medida, en primera instancia es buena, ya que en una lógica simple si a los consumidores de combustibles fósiles les imponen este impuesto haciendo más caro el producto daría como resultado la disminución en la compra del mismo; sin embargo, no es tan sencillo como parece o nos lo vendieron nuestros “representantes populares”.


Las grandes empresas comienzan a incluir tecnologías verdes en sus diversos sistemas de producción, invirtiendo grandes capitales en energías renovables o limpias, un claro ejemplo son los campos eólicos de producción de electricidad en el Istmo de Tehuantepec los cuales, en un muy buen porcentaje, pertenecen a compañías trasnacionales o los grandes emporios y monopolios mexicanos, lo que es bueno en una producción limpia de energía; sin embargo, si pensamos en la aplicación del impuesto para la gran mayoría de la población y empresas no lo es tanto.


El impuesto por el impuesto no va a bajar el consumo de los combustibles fósiles si el país no se encuentra preparado para ofrecer alternativas ambientales de fácil acceso. Tenemos, por ejemplo, el parque vehicular, desde automóviles particulares hasta flotas de taxis y autobuses, no existe en el mercado mexicano una alternativa real para cambiar un coche a gasolina o un camión a diesel por uno eléctrico; los autos híbridos existentes, pero son muy caros y fuera del alcance de la mayoría de la población.


El legislador omitió darle una revisada a la Ley de Cambio Climático, que establece compromisos del Estado Mexicano para reducir emisiones, por ejemplo minimizarlas en un 30 por ciento para el año 2020, pero para ello debe constituirse un sistema de incentivos para hacer rentable la generación de electricidad a través de energías renovables y un sistema de subsidios que promuevan el uso de combustibles no fósiles (art. Tercero transitorio). No observamos ninguno de los dos supuestos respecto al impuesto verde.


Esperemos que poco a poco se den los incentivos y los subsidios a la par de éste u otros impuestos o cargas fiscales “verdes”, porque por sí solo no ayuda al medio ambiente.


Para cualquier comentario quedo a las órdenes en: grafarm3@hotmail.com


Lo más popular
La situación ambiental en Puebla ni es broma ni es cuestión de moda
Regional, Nacional, Colaboradores

La situación ambiental en Puebla ni es broma ni es cuestión de moda

Periodismo Ambiental en Mexico

156 shares

Exigen transparencia en manejo de recursos para el río Atoyac
Regional, Nacional, Agua, Colaboradores

Exigen transparencia en manejo de recursos para el río Atoyac

Periodismo Ambiental en Mexico

56 shares

La educación del ciudadano mexicano del siglo XXI
Regional, Nacional, Colaboradores, Participación ciudadana

La educación del ciudadano mexicano del siglo XXI

Periodismo Ambiental en Mexico

158 shares

Los bosques urbanos mejoran el paisaje y la salud humana
Regional, Internacional, Conservación

Los bosques urbanos mejoran el paisaje y la salud humana

Periodismo Ambiental en Mexico

170 shares

Xochimilco, el centro de las chinampas
Nacional, Colaboradores, Conservación, Participación ciudadana, Tecnologías Sustentables

Xochimilco, el centro de las chinampas

Periodismo Ambiental en Mexico

56 shares

Amor, respeto, honestidad, congruencia y trabajo para nuestra Madre Tierra
Regional, Nacional, Colaboradores, Participación ciudadana

Amor, respeto, honestidad, congruencia y trabajo para nuestra Madre Tierra

Periodismo Ambiental en Mexico

91 shares